¿Quieres mejorar y elevar tu bienestar?

¿Qué necesitas este verano? ¿Cómo estás atendiendo a tu salud integral? Una de mis premisas en mi trabajo es ayudarte a mejorar tu bienestar y salud integral cuidando lo importante para ti.

En ello algo fundamental es qué pensamientos, emociones y comportamientos nos suelen acompañar. Y aún más… las necesidades que provocan cada uno de ellos. 
 
Por eso hoy quiero primero invitarte 🙏 a parar y reflexionar qué necesidad, anhelo u objetivo tienes en este momento. Cuando lo tengas, te va ayudar hacerte tres preguntas más:

👀 ¿Cómo es de importante eso para ti?
👀 ¿Qué te permite?
👀 ¿Qué haces para cubrirla?


Y con ello, comparto también varias pautas y rutinas saludables para revisar y entrenar atendiendo de manera integral a tu bienestar con el objetivo de siempre cuidarlo y mejorarlo.

Mis 5 pautas para ti

1. Rutina de sueño adecuada. 
Recordar que el cuerpo necesita son 7-8 horas de sueño. Debemos dejar reposar el sistema nervioso para ponerlo de nuevo en marcha al día siguiente y que no sufra un gran desgaste, más especialmente en estos momentos que pueden ser previos a unas vacaciones y ya se lleva una tensión y cansancio acumulados. ¿Cómo te identificas con esto?

2. Alimentación saludable. 
Esto no es nada fácil, vamos a admitirlo y reconocerlo, si. Sobre todo porque cambiar el hábito no se hace de un día para otro, muchas veces no cocinamos ni planeamos las comidas para nosotros solos… pero a veces no es necesario hacer un gran cambio sino comprometerme con cambios pequeños. Empieza revisando qué es lo que más abunda en tu dieta. ¿Es lo que realmente te nutre y cuida? 

3. Trabajar la resiliencia.
Está claro que todos pasamos (y pasaremos) por situaciones difíciles a lo largo de nuestra vida. Estas, normalmente, aunque son indeseadas son más frecuentes de lo que nos gustaría y también nos ayudan a madurar, a ver la vida de otra forma, a encontrar nuestra fuerza. En esta clase te explico cómo empezar a entrenar esta capacidad y dar un ajuste saludable a la adversidad. También a poner en valor y agradecer esas cosas buenas que también tenemos. Recuerda que tu interior siempre te acompaña y tu diriges también el mismo. ¿Dónde estás poniendo tu atención?

4. Buscar equilibrar los distintos ámbitos de tu vida. 
En ocasiones tenemos durante mucho tiempo, demasiada atención puesta sólo en un ámbito de la vida y hace que nos olvidamos de otros, por ejemplo; cuidar el tiempo de ocio tanto como el trabajo, el tiempo para uno mismo tanto como el de tu familia o amigos, etc. Si el día tuviera una hora más, ¿a qué la dedicarías?

5. Ejercicio físico.
No tengo tiempo, hace calor, tengo que gastar… Lista qué opciones son realistas para ti. Tal vez empezar por caminar o nadar puede ser una alternativa y sobre todo con la que puedas comprometerte. ¿Cuál es una opción para ti?
 
¿Cuál de estas rutinas necesita más atención para cubrir tus necesidades? 

Próximamente tendrás disponibles más tips y recursos para ayudar a mejorar tu bienestar. Si además tienes especial interés en algún aspecto más concreto para el que te gustaría tener más pautas puedes decírmelo aquí.

Con cariño, te mando un abrazo,

Elisa

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *